Archivo mensual: septiembre 2008

MICRORRELATOS

Todos los martes por la mañana a eso de las diez y media u once, en la cadena ser, presentado por Francino tienen una sección de tema literario en la que existe un concurso de microrrelatos, en el cual puede participar qien quiera, enviando un microrrelato de un máximo de cien palabras, que tiene que empezar con la última frase del ganador de la semana anterior.

Las bases del concurso, así como la frase que da pié al microrrelato y los premios están a disposición de todos en: www.escueladeescritores.com/concurso-cadena-ser.

Con esto quiero animaros a todos los que como yo nos gusta escribir aunque nos parezca que no tengamos cualidades, pués no creo que se trate de ganar el concurso (nunca se sabe) sino de tener una oportunidad más de exteriorizar nuestras aficiones y motivarlas un poco.

Cuando descubrí este concurso y lo seguí desde la radio y la página en internet (hace  unos 8 o 9 meses) me atreví a enviar algunas de esas pequeñas historias, ninguna fué seleccionada, pero bueno es que el nivel es bastante alto. De todas formas, después de un tiempo en que dejé de enviar, me he decidido a volver a estrujarme un poco el cerebro y escribir de nuevo.

Aquí os dejo algunos de los que escrbí en su momento a ver que os parece.

¡Ha! y si mandais algo hacermelo saber, me gustaría que pudiéramos comentarlos unos y otros.

Para que la lectura se haga más amena la acompaño de música, me parece que no se oye muy bien, Ya me diréis algo, ok?

 

Microrelato I

 

“Tal vez sea mejor que se quede en casa.”

Recordé a mi madre cuando me preguntaron ¿a qué sabe la carne humana?  tras una pausa dije: a comida.

 ¿Cómo podría entenderlo alguien que no sabe lo que es comer, con el único objetivo de seguir vivo?

Si no hubiera tenido el cuerpo de Jamal, inerte, ya hubiese probado a qué sabe la madera, de hecho estuve hurgando en el cayuco y tengo que confesar que la virutilla me invitaba de una forma nada despreciable.

Pero Jamal seguía ahí, quieto, era como si me dijese: “vamos, decídete, así llegaremos los dos”.

 

Microrelato II

 

“Tal vez sea mejor que se quede en casa”.- Dijo Núria sin ser consciente de la trascendencia de su frase.

Yo quería viajar solo pero no podía negarle otra vez a Laia la ocasión de conocer a su nueva hermana y eso me costó la enésima discusión con mi “ex”.

Cuando salí de mi cuerpo lo vi hecho trozos, revuelto entre metal “¡Imposible encontrar nada con vida!” gritaba uno de los bomberos.

Todavía no he encontrado a mi hija, ya hace tres años, seguiré buscando por aquí.

Microrelato III

 

Me doy cuenta de que ya hecho de menos a mi ex mujer y a mis hijas. Solo ha pasado un mes y sin embargo he envejecido varios años, aunque ahora no puedo dar marcha atrás, sería como volver derrotado, además después de las cosas que le dije….

Pero parece que tanta libertad no me sienta bien.

 Bueno… la llamaré mañana o pasado aún me quedan 1.500 euros.

Microrelato IV

 

No funcionó, ya imaginaba que un despertador hecho con la mitad de un coco y el pico de un papagayo era poco de fiar.

Intenté llamar a la oficina, pero  es difícil cargar la batería de un “móvil” (tallado a mano) con un cable enchufado a una red de pesca y claro, tampoco funcionó. En el trozo de tela de mi camisa colgado del chozo sigo leyendo: “SIN CONEXIÓN”.

Otro día sin ir al trabajo, seguro que me despiden. 

Microrelato IV- 1

-No funcionó,

-Pero hijo…

-Ya no hay más “peros” mamá, es la última vez que te hago caso.

-Esa chica está muy bien, es joven, guapa…

-También lo eran las otras tres mamá.

 -¿Ya te tomaste la viagra?

-He gastado en viagra este mes más que en gasolina.

-¿Y si viajas a Cuba? Podrías volver casado.

-No insistas mamá, si alguna vez me caso será con Carlos.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Literatura, personal

“Ja soc aquí”

He querido usar la famosa frase de Tarradelles para volver a encontrarme con el teclado, al mismo tiempo conmigo mismo y con todo aquel que me honre con su visita,

La verdad es que en todo este tiempo me han pasado muchas cosas de buenas (la mayoría) regulares y algunas incluso surrealistas.

Por lo pronto empiezo por el final, mi trabajo actual consiste en llenar trenes de coches recién salidos del horno, no está mal y tengo un buen grupo de compañeros aunque el horario es bastante “chungo” de 11 a 14, y de 18 a 22 aprox.

Poco a poco iré contando cosillas de todo este tiempo sin escribir, por ejemplo estoy federado en un equipo de petanca (La Plana) y ayer jugamos el primer partido de liga contra un equipo de Rubí al que le endosamos un 12 a 4. Más adelante dedicaré alguna entrada exclusivamente a este deporte, tiene más aficionados de lo que puede parecer en un principio y cuando empiezas a saber las reglas y a jugar un poco bien llega a ser muy divertido.

Las vacaciones, casi todo el tiempo en casa pero mi 25 aniversario de boda lo pasamos en un hotel con spá en El Barco de Avila (municipio castellano famoso entre otras cosas por sus judías), cerca de Guijuelo lo digo porque de allí nos trajimos un pata negra que ya está en los huesos.

Bueno para no alargarme más terminaré felicitando a mi “cuqui”(Cristina) que hoy cumple sus envidiados 20 años, que va para Psicóloga y en unos días empieza a trabajar en un cole de primaria como “monitora de menjador”. Así que estoy orgulloso de ella y le dedico este tema de Peter Frampton, Baby, I love your way (si es que soy capaz de subirlo).

2 comentarios

Archivado bajo General