Archivo de la etiqueta: Literatura

Que será, será….

<Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol>.  Martin Luther King  intentaba aferrarse a la esperanza con frases como esta.

A estas alturas de mi vida me resulta, como poco, curioso, sentir ese hormigueo infantil de la proximidad de algo que puede cambiar tu vida.

Recuerdo esa sensación casi olvidada en mí, aunque la he visto después en diferentes ocasiones reflejada en mis hijas: El primer dia de colegio, de  competición gimnástica, la cercanía de unas vacaciones en colonias….esos dias puedes llegar ( y de hecho ocurre ) a tener tal ansiedad que produce desajustes en tu organismo. ¿Qué será lo que se “cuece” dentro de uno para no poder controlarlo?.

Sin duda, uno de los componentes más activos de estas situaciones es el miedo. El miedo a lo nuevo, a lo desconocido, al fracaso….y al éxito también, porque toda victória lleva consigo una derrota, tuya o de otros.

Así que no hay nada mejor que conocer bien a quien o a qué te enfrentas para luchar en buenas condiciones, <<La dificultad es una excusa que la história nunca acepta>> dijo J.F.Kennedy. He estado tentado de escoger alguna de las frases de mi padre en estas situaciones, un hombre que se formó pegado a una paleta y un ladrillo sin más recursos que su espalda y sus manos, él me hubiese dicho sin vacilar: <Hay que hecharle cojones>Y tengo que reconocer que me sirvió de ayuda algunas veces.

Terminaré este “post” con el final de un cuento de un libro (Aplícate el cuento) que me regalaron mis hijas un dia del padre: El maestro dice: – Cuando uno hace una elección, debe reflexionar sobre todo lo que va a hacer; debe elegir de forma coherente con sus valores y actuar en consecuencia. A partir de ahí, uno debe dejar de lado las otras alternativas. 

-¿por qué maestro?-

-Porque si no lo haces así quedas atado a ellas. Una persona que escoge  un camino y se queda pensando en lo que perdió al dejar de lado los otros, nunca irá a ninguna parte, no podrá avanzar. Para avanzar hay que saber desprenderse. No hay elección sin pérdida.

<<Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano>> Martin L. King

He preferido la versión de Diego Torres, más actual y con permiso (o no ) del “maestro Feliciano”

 

12 comentarios

Archivado bajo Amor, Ayuda, Cultura, el mundo, Frustraciones, General, Literatura, Opinión, Pérdida, personal, reflexiones, Sentimientos, vida, videos

.>>El guerrero de la luz….

Un guerrero de la luz nunca tiene prisa.

El tiempo trabaja en su favor, él aprende a  dominar la impaciencia y evita gestos impensados.

Caminando despacio, nota la firmeza de sus pasos. Sabe que participa de un momento decisivo para su historia, y necesita cambiarse a sí mismo antes de transformar su mundo por eso recuerda que una revolución necesita tiempo para instalarse.

Un guerrero de la luz nunca coge el fruto cuando aún está verde.

Dos  fragmentos del ” Manual del guerrero de la luz”  Paulo Coelho.

 

Un  guerrero de la luz sabe que ciertos momentos se repiten.

Con frecuencia se ve ante los mismos problemas y situaciones que ya había afrontado; entonces se deprime, pensando que es incapaz de progresar en la vida, ya que los momentos difíciles reaparecen.

<<¡ Ya pasé por esto!>>, se queja él a su corazón.<<Realmente tú ya lo pasaste–Responde el corazón–,<<pero nunca lo sobrepasaste.>>

El guerrero entonces comprende que las experiencias repetidas tienen una única finalidad: enseñarle lo que no quiere aprender.

Ahora me apetece escuchar esto. 

 

10 comentarios

Archivado bajo Cultura, General, Literatura, Musica, personal

MICRORRELATOS

Todos los martes por la mañana a eso de las diez y media u once, en la cadena ser, presentado por Francino tienen una sección de tema literario en la que existe un concurso de microrrelatos, en el cual puede participar qien quiera, enviando un microrrelato de un máximo de cien palabras, que tiene que empezar con la última frase del ganador de la semana anterior.

Las bases del concurso, así como la frase que da pié al microrrelato y los premios están a disposición de todos en: www.escueladeescritores.com/concurso-cadena-ser.

Con esto quiero animaros a todos los que como yo nos gusta escribir aunque nos parezca que no tengamos cualidades, pués no creo que se trate de ganar el concurso (nunca se sabe) sino de tener una oportunidad más de exteriorizar nuestras aficiones y motivarlas un poco.

Cuando descubrí este concurso y lo seguí desde la radio y la página en internet (hace  unos 8 o 9 meses) me atreví a enviar algunas de esas pequeñas historias, ninguna fué seleccionada, pero bueno es que el nivel es bastante alto. De todas formas, después de un tiempo en que dejé de enviar, me he decidido a volver a estrujarme un poco el cerebro y escribir de nuevo.

Aquí os dejo algunos de los que escrbí en su momento a ver que os parece.

¡Ha! y si mandais algo hacermelo saber, me gustaría que pudiéramos comentarlos unos y otros.

Para que la lectura se haga más amena la acompaño de música, me parece que no se oye muy bien, Ya me diréis algo, ok?

 

Microrelato I

 

“Tal vez sea mejor que se quede en casa.”

Recordé a mi madre cuando me preguntaron ¿a qué sabe la carne humana?  tras una pausa dije: a comida.

 ¿Cómo podría entenderlo alguien que no sabe lo que es comer, con el único objetivo de seguir vivo?

Si no hubiera tenido el cuerpo de Jamal, inerte, ya hubiese probado a qué sabe la madera, de hecho estuve hurgando en el cayuco y tengo que confesar que la virutilla me invitaba de una forma nada despreciable.

Pero Jamal seguía ahí, quieto, era como si me dijese: “vamos, decídete, así llegaremos los dos”.

 

Microrelato II

 

“Tal vez sea mejor que se quede en casa”.- Dijo Núria sin ser consciente de la trascendencia de su frase.

Yo quería viajar solo pero no podía negarle otra vez a Laia la ocasión de conocer a su nueva hermana y eso me costó la enésima discusión con mi “ex”.

Cuando salí de mi cuerpo lo vi hecho trozos, revuelto entre metal “¡Imposible encontrar nada con vida!” gritaba uno de los bomberos.

Todavía no he encontrado a mi hija, ya hace tres años, seguiré buscando por aquí.

Microrelato III

 

Me doy cuenta de que ya hecho de menos a mi ex mujer y a mis hijas. Solo ha pasado un mes y sin embargo he envejecido varios años, aunque ahora no puedo dar marcha atrás, sería como volver derrotado, además después de las cosas que le dije….

Pero parece que tanta libertad no me sienta bien.

 Bueno… la llamaré mañana o pasado aún me quedan 1.500 euros.

Microrelato IV

 

No funcionó, ya imaginaba que un despertador hecho con la mitad de un coco y el pico de un papagayo era poco de fiar.

Intenté llamar a la oficina, pero  es difícil cargar la batería de un “móvil” (tallado a mano) con un cable enchufado a una red de pesca y claro, tampoco funcionó. En el trozo de tela de mi camisa colgado del chozo sigo leyendo: “SIN CONEXIÓN”.

Otro día sin ir al trabajo, seguro que me despiden. 

Microrelato IV- 1

-No funcionó,

-Pero hijo…

-Ya no hay más “peros” mamá, es la última vez que te hago caso.

-Esa chica está muy bien, es joven, guapa…

-También lo eran las otras tres mamá.

 -¿Ya te tomaste la viagra?

-He gastado en viagra este mes más que en gasolina.

-¿Y si viajas a Cuba? Podrías volver casado.

-No insistas mamá, si alguna vez me caso será con Carlos.

2 comentarios

Archivado bajo Literatura, personal